“El abuso del presidente pozolito” por Horacio Corro Espinosa

2


#PorSiHaceFalta

 

25 septiembre de 2017

No es raro saber de políticos abusivos que andan regalando lo ajeno como propio. Esto lo han hecho “servidores” públicos de todos los partidos políticos, así como aquellos que buscan un hueso para las próximas elecciones.

A varios de estos “queda bien”, los han corrido a patadas, literalmente, de sus mismos municipios. Es lo que le hicieron a su presidente municipal en uno de los municipios del Estado de México. Éste, emanado del partido Morena, salió a regalar a su nombre, lo que los mismos ciudadanos entregaron al ayuntamiento para que se le donara a los que se encontraban en desgracia por el movimiento telúrico.

Al darse cuenta los ciudadanos lo que este representante andaba haciendo con sombrero ajeno, patearon y apedrearon su voluminoso cuerpo, mismo que salió huyendo del lugar cuando pasó un carro de redilas por el sitio, pues increíblemente pudo treparse de un solo brinco a la parte posterior del mismo.

Ciertamente da mucho coraje descubrir que nuestros representantes lucren con el dolor ajeno.

El presidente municipal de Huajuapan, Martín Aguirre Ramírez, es otro caso.Las despensas que ha recibido las andan repartiendo a su nombre en distintas colonias del municipio.

No se tiene conocimiento de cuántas de estas ha repartido, ni se sabrá seguramente ese dato, pues de estar al tanto, quedaría descubierto el número de personas que fueron beneficiadas de las organizaciones de la familia Ramírez López.

Las despensas de Aguirre Ramírez contienen 2 kilos de arroz, un kilo de frijol, dos cajitas de Maicena, dos sobrecitos de café, un cuarto de azúcar, un sobrecito de chocolate, una bolsita de galletas de animalitos y un litro de aceite.

¿Que por qué digo que andan repartiendo las despensas a su nombre? Porque la esposa de éste, la primera dama del pueblo, se hace acompañar de un grupo de personas trabajadoras del Dif y del ayuntamiento municipal, así como de un grupo de la 23ª Compañía de infantería no encuadrada (CINE), quienes se dedican a poner en la mano del necesitado una bolsita compasiva que les auxiliará unos días.

El Teniente Coronel Diplomado del Estado Mayor, Alejandro González Sánchez, es quien acompaña a la primera dama a repartir despensas. Antes de eso, espera a que los “servidores públicos” municipales se echen su rollo pueblerino, al decirle a los beneficiarios que lo que van a recibir “es un obsequio del preocupado presidente municipal Martín Aguirre Ramírez”.

Hace días, por órdenes del presidente Enrique Peña Nieto, y por el gobernador de Oaxaca, aseguraron que solo el ejército “será quien entregue las despensas a la
ciudadanía más afectada por los sismos”, mas no por funcionarios quienes siempre buscan su lucimiento y beneficio personal.

En el caso de Huajuapan, la 23ª Compañía de infantería no encuadrada, trabaja para hacerle el caldo gordo al presidente del pozolito, quien pretende reelegirse como presidente o ya de perdis, hacerse diputado.

Ayer domingo, el gobierno municipal de Huajuapan recibió 12 toneladas de víveres, medicamentos y herramientas de construcción por parte del municipio de Moroleón, Guanajuato, para que sea entregado a las familias más afectadas por el terremoto pasado.

Pero resulta que los políticos municipales encabezados por la esposa de presidente, Arely Tobón, acudieron a repartir despensas a la colonia Santa Isabel, por ejemplo, y solo apoyaron a sus miembros del PRI y al grupo Itanyee, que dirige la mamá del presidente, esto por instrucciones del regidor Raúl Sotero Mendoza.

Es tanto el cargamento que está recibiendo el Ayuntamiento de Huajuapan, que el apoyo solo desemboca a los seccionales priístas y a las personas integrantes de los grupos conducidos por la familia Ramírez López.

En cada entrega que realizan, les dicen que no se preocupen, que cuando se les acabe la despensa les darán más, no importa el número de personas que sean, siempre y cuando sean priístas o integrantes de Itanyee.

Pero eso no es todo, los regidores del ayuntamiento municipal se pelean las despensas entre ellos como si de hueso roído se tratara. Ayer, como a las 6 de la tarde, el regidor de vialidad, Víctor Hugo Espíndola, se despachó con más de 60 despensas, mismas que las descargó en su casa con la ayuda de su familia y uno que otro integrante de su partido Morena.

No soy profeta, pero desde el primer comentario que hice con respecto a este ayuntamiento, el de Martín “Pozolito” Aguirre, se está cumpliendo.

Twitter: @horaciocorro

Facebook: horacio corro

[email protected]

comments icon 0 Comentarios
bookmark icon

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *